Ministerio-de-Justicia1_1.jpg
Un domingo en el Buen Pastor
Publicado: 06/14/16 05:51:p. m.

Un domingo, meses atrás, visitamos la casa del Buen Pastor. Con las hermanas Lis, Carmen y Liliana llegamos cerca del mediodía con el deseo de ver a Juanita, vecina y amiga.

Esperamos unos minutos en la puerta principal junto a otros visitantes. Poco después ingresamos a la sala, donde nos inspeccionaron carteras y bolsos. Dejamos los documentos y pasamos al patio a buscar a nuestra amiga, el ambiente era normal. Un grupo de reclusas preparaba asaditos para vender a los presentes. Saludé a una mujer que me dio la impresión de estar esperando a algún familiar, pero cuando conversamos me confesó: “Soy extranjera, estoy sola y sin proceso judicial”.

Nos cruzamos con muchachas muy jóvenes recluidas en esta penitenciaría por distintos motivos.

Al fin, ubicaron a Juanita y allí nos dirigimos. Estaba compartiendo con sus tres hijos. Reaccionó con sorpresa y alegría ante nuestra llegada; las hermanas le hablaron de la palabra de Dios y Juanita nos relató mil anécdotas. “La gente piensa que estamos muy mal, pero no es así. Yo trabajo en peluquería, y con eso solvento los estudios universitarios de mis hijos”, comenzó diciendo.

En eso vinieron dos chicas a ofrecernos vinchas, pulseras y aros que ellas mismas confeccionan. “Incluso –dijo Juanita– hay compañeras que estudian en la facultad o cualquier otro oficio para ejercer cuando salgan en libertad”. Más adelante nos comentó que en el penal hay una abuelita que obtuvo su libertad hace muchos años, pero prefirió quedarse a vivir ahí porque lo considera su hogar. “Es nuestra reina”, relató entre sonrisas. Antes de retirarnos subrayó que las únicas conflictivas son las adictas a las drogas “que suelen armar algún revuelo”, finalizó, prometiéndonos que muy pronto nos visitaría en la iglesia.

Nos dirigimos a la calle y al dar una última mirada al edificio pensé que adentro hay muchas mujeres privadas de su libertad. La Justicia debe llegar pronta y barata para estas personas. Ojalá todas puedan ser rehabilitadas y volver a la sociedad para iniciar una nueva vida.

Fuente Abc Color Opinion Por Blanca Lila Gayoso


Temas / Categorías
No hay Temas

Compartir esta noticia


Últimas Noticias Publicadas